El láser CO 2 fraccionado es un láser ablativo que es considerado el mejor laser para tratamiento de secuelas de acné, los resultados favorables en este tipo de lesiones es excelente.
Este láser se considera ablativo porque vaporiza los tejidos creando pequeñas microcolumnas que producen síntesis de nuevo colágeno, un colágeno joven, nuevo y ordenado, dando como resultado una piel nueva y tensa en reemplazo de esas cicatrices de acné .
Las sesiones son mensuales, ya que debemos esperar desde el primer día de la sesión hasta los 28 días posteriores la formación del nuevo colágeno. Se requieren de 1 a 3 sesiones dependiendo el grado de complejidad de las cicatrices de acné.

 
   
 

-Es seguro y efectivo, para todos los tipos de piel.
-Permite una rápida recuperación, en un promedio de 5 días la piel se desprende de la capa de costra que se formó y da paso a nueva piel.
-Máxima seguridad y menor índice de complicaciones. (sin bisturí, sin sangrado, completamente ambulatorio).
-Permite normalizar la superficie de la piel (depresiones o huecos y elevaciones).

 
   

El procedimiento puede realizarse en todo el cuerpo (no solo se presenta en rostro, también en pecho y espalda) y no precisa que el paciente paralice sus labores, únicamente el paciente debe evitar por poco tiempo la exposición al sol.
El tratamiento no es doloroso aunque hay que advertir la ligera molestia o sensación de ardor durante y las próximas 24 horas seguidas al tratamiento. Se aplica anestesia tópica (crema) de modo abundante en todas las zonas a tratar, ½ hora antes del tratamiento para alcanzar un mayor confort durante la sesión. Luego de realizada la sesión aplicamos frío para calmar la sensación de calor producida por el láser.
La piel puede enrojecerse y sufrir de inflamación durante las primeras 48 horas y luego resultar con una sensación áspera, que cederá al quinto día.
Los resultados se ven inmediatamente, el fenómeno de reparación del colágeno se ve en tres semanas y los resultados óptimos al finalizar el tratamiento.