Esta cirugía trata las bolsas, las arrugas y la dermatocalasia (flacidez o exceso de piel) de los párpados superiores e inferiores. No existe una edad determinada y es una de las cirugías a las que con más frecuencia se someten los hombres.

 
 

 
 

Por regla general, empleamos anestesia local con sedación. La blefaroplastia tiene una duración de aproximadamente hora y puede ser llevada a cabo con carácter ambulatorio: el paciente no necesita quedarse internado. La cirugía consiste en retirar el exceso de piel en los párpados, superior, inferior o ambos, retirar el exceso de bolsas y reparar el músculo. Después de la cirugía es normal el edema de los párpados y una ligera equimosis (moretones) en las partes más declives. La recuperación total puede durar de cinco a quince días, sin embargo, al séptimo día suele ser tan insignificante que con un poco de camuflaje pasará desapercibido.