Es el tratamiento de los estigmas del tiempo en el rostro. Consiste en estirar la piel, tratar las arrugas (ritides) y elevar las estructuras que han caído (lifting). Para eliminar las arrugas no basta con estirar la piel, es necesario tensarla, elevar grasa subdérmica,  trabajar y reposicionar los músculos.

 
   
 

-Minilifting: Un despegamiento mínimo en la región preauricular de la cara. Normalmente se utiliza en personas que presentan arrugas leves o pequeña flacidez.
-Lifting frontal: Con él tratamos las arrugas de la frente y del entrecejo, o aumentamos la altura de la frente. Se emplea también para elevar las cejas.
-Lifting endoscópico: Utilizamos la técnica endoscópica para el tratamiento de la región temporal y frontal, buscando disminuir al máximo las cicatrices.
-Lifting cervical: Se lleva a cabo cuando se desea o necesita tratar únicamente el cuello.
-Lifting Cérvico Facial: Los lifting parciales antes mencionados pueden ser de utilidad para personas jóvenes, pero es en realidad el Lifting Cérvico Facial, el que actúa sobre las diferentes partes del rostro, y por lo tanto el más eficaz. El Lifting Cérvico Facial generalmente se acompaña de la blefaroplastia (para el tratamiento del exceso de piel y bolsas de los párpados), pudiendo también ser realizada la Lipoescultura de los acúmulos localizados de grasa, e injertos o implantes para dar volumen.

 
 

 
El tiempo quirúrgico varía entre las dos y las tres horas dependiendo de la cantidad de procedimientos que se realicen en la misma operación. Es importante recordar que el tipo de anestesia es siempre más superficial que la empleada en las cirugías habituales, pues aquí tratamos sólo con estructuras externas que gracias a la infiltración, están anestesiadas.
Según el tipo de lifting realizado el tiempo de hospitalización suele ser de 6 a 12 horas. El tiempo de recuperación oscila según la respuesta de cada paciente, entre 1 a 2 semanas, aunque a partir de la semana puede comenzar a hacer una vida normal con restricciones mínimas. La inflamación del rostro, insensibilidad, y leves equimosis (moretones) son normales y desaparecen progresivamente. El resultado definitivo se evalúa a partir del segundo mes.